Lo básico en sordera o pérdida auditiva
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
La sordera puede ser heredada. Si uno o ambos padres o algún familiar nace sordo, hay un riesgo mayor en la familia de que un niño nazca sordo.
La sordera puede ser heredada. Si uno o ambos padres o algún familiar nace sordo, hay un riesgo mayor en la familia de que un niño nazca sordo.

La sordera o pérdida auditiva es un término utilizado para describir la pérdida de la capacidad de oír de uno o ambos oídos.
Hay diferentes grados de pérdida auditiva, ésta varía desde una sordera o perdida leve, media o moderada, severa o profunda, hasta la pérdida completa de la capacidad de escuchar de uno o ambos oídos, término conocido como anacusia. Existen dos tipos de pérdida auditiva, clasificadas por el lugar en donde ocurre el problema.
Las pérdidas de tipo conductivo: se refieren a problemas en el oído externo o medio. Este tipo de pérdida auditiva, por lo general, se resuelve con medicación o es tratable por cirugía. El ejemplo más frecuente de este tipo de pérdida son las infecciones de oído de la infancia, como las otitis medias.
Las pérdidas de tipo sensorial o neurosensorial: se deben, en su mayoría, a problemas con el oído interno y del nervio auditivo que lleva una trayectoria del oído al cerebro. Este tipo de pérdida auditiva es permanente y requiere de rehabilitación, como la ayuda de un auxiliar auditivo. El ejemplo más frecuente de este tipo de pérdida son las sorderas debido a envejecimiento.

Hay que tomar en cuenta que…

Muchos casos de pérdidas auditivas neurosensoriales pueden prevenirse a través de:
- Vacunación oportuna de los niños contra enfermedades como meningitis, rubeola, parotiditis, varicela, etc.
- Vacunar a mujeres en etapa reproductiva contra la rubeola antes del embarazo
- Realizar pruebas y tratar la sífilis y otro tipo de infecciones en mujeres embarazadas.
- Mejorar el manejo prenatal y perinatal
- Evitar el uso de medicamentaos ototoxicos o adminístralos de forma correcta
- Referir a niños con ictericia o factores adversos al nacimiento para diagnostico oportuno y posible tratamiento.
- Evitar los efectos del daño inducido por ruido tanto laboral como recreativo con el uso adecuado de protección auditiva para amortiguar el ruido ambiental.

¿ Qué lo ocasiona?

La sordera puede ser heredada. Si uno o ambos padres o algún familiar nace sordo, hay un riesgo mayor en la familia de que un niño nazca sordo.
Problemas antes y después del parto, entre ellos, partos prematuros y bajo peso al nacer, condiciones durante el parto que ocasionen una baja cantidad de oxígeno para respirar al recién nacido, rubeola, sífilis, varicela y otras infecciones en la mujer durante el embarazo, el uso de medicamentos ototóxicos.
Existen más de 130 medicamentos (como el antibiótico gentamicina), que pueden ocasionar daño en el oído interno si es administrado de forma incorrecta o durante el embarazo.
Además, está la ictericia. Ésta puede dañar en nervio auditivo del recién nacido.
También hay infecciones, tales como meningitis, varicela, sarampión, parotiditis, e infecciones crónicas del oído, que pueden ocasionar sordera en niños y en edad adulta.
Otra de las causas son las heridas o lesiones en cabeza o en los oídos, la acumulación de cerilla o la obstrucción del conducto auditivo externo por cuerpos extraños (frijoles, insectos, etc.) ocasionan sordera a cualquier edad

Problema social y económico

La pérdida auditiva es una discapacidad seria que puede ocasionar problemas sociales y económicos en las personas que lo padecen, sus familias, comunidades y países.
Los niños con pérdida auditiva, frecuentemente, presentan un atraso en el desarrollo normal del lenguaje, problemas de tipo cognitivo que se manifiestan como lento aprendizaje o dificultades escolares.
En los adultos, la pérdida auditiva habitualmente ocasiona dificultad para obtener, realizar o mantener el empleo.

¿Cómo se puede prevenir?

La solución a la pérdida auditiva se enfoca en la prevención, detección oportuna, el manejo y rehabilitación de la sordera. Muchos casos de pérdidas auditivas conductivas pueden prevenirse antes de que se vuelvan crónicas y definitivas por medio dedetección oportuna, seguimiento médico o intervenciones quirúrgicas.
La detección e intervención oportuna en bebes y niños pequeños es esencial para prevenir problemas de lenguaje y aprendizaje.
Existen métodos de detección oportuna de sordera, como el tamizaje auditivo, donde se realiza al bebé recién nacido o a cualquier edad un estudio llamado emisiones otoacústicas y/o potenciales evocados auditivos del tallo cerebral.
Además de la audiometría básica y convencional en donde se detecta el grado de pérdida auditiva y de la capacidad de discriminación del paciente, ya que en muchas ocasiones el paciente escucha pero no entiende.
Hay un incremento increíble en tecnología auditiva. El uso de auxiliares auditivos bien programados para la pérdida del paciente y el seguimiento estrecho del Medico Audiólogo hacia las necesidades auditivas del mismo benefician a muchas personas con pérdida auditiva.

Todo sobre: sordera -

DATOS DEL COLABORADOR
Dra. Hilda Rembao Zazueta. Médico especialista en Comunicación Humana, Audiología, Foniatría y Otoneurología. Certificada por el Consejo Mexicano de Comunicación, Audiología, Otoneurología y Foniatría. Clínica Médica Centenario. Bulevar Hidalgo, número 73. Colonia Centenario. Tel. (662) 213-7990. e-mail: dra.rembao@gmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: