Adolescencia y estrés
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Los cambios físicos se suman a las tensiones psíquicas y emocionales, lo que hace a esta etapa aún más complicada y más difícil la transición a la edad adulta
Cada vez más, los jovencitos están sometidos a situaciones que les producen tensión y que necesitan aprender a controlar.

La adolescencia es una etapa del desarrollo del ser humano que se ubica entre la niñez y la edad adulta; se considera que inicia alrededor de los 12 años y termina a los 19.
Durante la adolescencia se presentan cambios físicos y psicológicos significativos. De igual forma, esta etapa representa algunas veces problemas porque los adolescentes ya no se consideran niños, pero aún no son adultos, por lo cual pueden mostrarse rebeldes con los padres ante la autoridad impuesta.

Efectos en la salud

El estrés es una alteración física o mental en un individuo por exigir a su cuerpo un rendimiento superior al normal; si bien forma parte esencial de la supervivencia, estar sometido frecuentemente a éste puede causar repercusiones en la salud tales como dolor de cabeza y de espalda, erupciones de la piel, trastornos del sueño y resfriado común (al bajar las defensas del organismo).
El estrés también tiene implicaciones psicosomáticas, es decir, manifestaciones donde interactúan problemas psicológicos, emocionales y físicos.
Cuando un adolescente está sometido a estrés constante puede presentar crisis de asma, úlceras e hipertensión; también trastornos de ansiedad y depresión, mismos que interfieren en su rendimiento escolar y en su estado de bienestar.
Si el adolescente no recibe ayuda profesional puede afectarse su autoestima, así como su capacidad para resolver problemas, ya que se está protegiendo de un suceso o acontecimiento que le causa mucha presión y de momento pierde control de la situación.

Agentes estresantes

En la actualidad el estrés afecta seriamente tanto a adolescentes como a niños y adultos. Según investigaciones, la muerte de un ser querido es el suceso más estresante que existe, seguido del divorcio, el cual puede afectar a todos los integrantes de una familia.
La ruptura de una relación de pareja puede causar mucho estrés, porque una persona que se consideraba el amor de la vida deja un espacio psicológico y físico al descubierto, además de sentimientos de culpa y soledad. Es importante saber que cuanto mayor es el número de sucesos estresantes, mayor será la propensión a padecer alguna enfermedad.

Estresores en los jóvenes

Las exposiciones en clase y elaboración de trabajos finales hacen que aumente el estrés en los jóvenes; independientemente de cuál sea el suceso estresor.
Se recomienda a los adolescentes que den su mejor esfuerzo por controlar, reducir o tolerar las amenazas y desafíos que conducen al mismo.
También buscar apoyo en familiares, amigos y profesionales en la salud (médicos y psicólogos). Según investigaciones, las personas que no buscan ayuda profesional en el área de la salud, son más propensas a sufrir accidentes (participar en choques, ser atropellados o sufrir caídas) e ingresar a un hospital para ser intervenidos en cirugías.
Estimado lector, es recomendable que ante cualquier situación difícil siempre identifique el agente “estresor” para que tome el control organizándose de la mejor manera: Centre su atención en lo que más impide su tranquilidad y comience por el trabajo más difícil o laborioso, para que al final termine haciendo lo más fácil y de la forma más relajada posible.

¿Agobiado por las presiones?

Cualquier persona, sea adolescente o adulto, al poner en práctica estos sencillos consejos, notará una gran diferencia en su carga diaria de estrés:
- Hacer el mayor esfuerzo para controlarse ante un agente estresante.
- Buscar ayuda profesional cuando sientan que no pueden hacerlo solos.
- Organizar mejor su vida.
- Identifique lo que le intranquiliza y resuélvalo cuanto antes.
- En sus tareas diarias comience por lo más difícil o laborioso.
- Termine sus labores con lo más fácil y de una manera relajada.


DATOS DEL COLABORADOR
Lic. Francisco Duarte. Psicología Clínica. Rafael Ángel Corella 227, entre Morelos y Gómez Farías (frente a Urgencias del hospital del Issste), col. Loma Linda, cel (662) 123-6715, e-mail: eliasduartesosa@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
ESTA ES LA VIDA REAL, PARECE COMO SI ESTUVIERAN SIGUIENDO MI VIDA DE CERCA, ES COMO REALMENTE ES MI HIJO Y YO TAMBIEN.. MW HAN AYUDADO MUCHO CON TAN SOLO HABER LEIDO ESTE COMENTARIO. POR FAVOR SIGANLO HACIENDO NOS ES DE MUCHA AYUDA..
Fecha comentario: 2011-07-20 23:24:40
Comentario: